Jossanova: soy una mujer negra empoderada

A mí me hace mucha bulla como hoy día el trato por los desnudos haya pasado a ser de un movimiento artístico a una cuota de intercambio común en las redes sociales. Las poses, la iluminación, los encuadres, el ojo del fotógrafo, todo queda en un plano olvidado para darle la primicia a un pedazo de piel al descubierto. Ojalá no perdamos la sensibilidad ante la expresión per sé del arte misma. En medio de mis sentimientos revueltos, di nuevamente con esta morena en las redes, anda en una de esas del empoderamiento femenino cosa que me emocionó muchísimo. Tuve la oportunidad de conversar con ella vía WhatsApp -una maravilla de persona- y esto fue lo que hablamos. Conozcan un poco más de la JossaNova.

Yo supe de ella en torno al Rock and Love -gracias Bret Michaels- hace unos años, un movimiento que se volvió parte de cultura pop de mi ciudad. Este permitió que mujeres tatuadas rompieran el molde en el modelaje y salieran a relucir. Ahora eran los cuerpos llenos de tinta los protagonistas de revistas y periódicos de los más importantes del país. Sin dudas un gran avance en nuestra cultura, la mujer “tatuada” empezó a considerarse como talentosa en las pasarelas y editoriales. Es curioso, porque en la vida de mí entrevistada su mamá siempre fue bastante conservadora y la Jossa empezó por los desnudos -si, en parte por rebeldía-. Ella misma dice que las modelos suelen empezar a quitarse una que otra prenda y van así progresivamente, pero para ella siempre fue más cómodo estar al natural. Ella es Licenciada en Artes Plásticas, y me contó sobre ese fotógrafo que pretendió desprestigiar su trabajo “si tanto te gusta desnudarte, por qué no lo haces gratis?”

Y es que el desnudo está infravalorado por personas como estas, así lo piensa Jossa. El desnudo funcionó para ella como terapia, siendo la aceptación y el amor propio el premio, descubrió que su cabello secado no era lo que la hacía ella entonces defendió su afro, expresó su sexualidad, mostró su imponencia y todo lo que forma parte de su ser. “Acepté mi exhibicionismo, entendí que me gusta que me vean” algo que quizás no hubiesen aceptado sus parejas anteriores. Le pregunté sobre las diferencias entre sensualidad, morbo y arte. Ninguna de las tres debe ser menos que otra, ella le mete morbo a sus trabajos, pero se lo deja más al fetiche de cada quien. Lo sensual es más delicado, más velado, más sensorial algo de “sentir”.

-Hay personas que pagan su carrera con prostitución, yo no lo hago, pero no veo mal.

Fue obligatorio para mí preguntarle sobre el feminismo y su posición. Nunca me dijo “sí, soy feminista” pero aclaró que está de acuerdo con aquella mujer que se apropia de su sensualidad y sexualidad y defiende además que esta decisión no sea mal vista por otras mujeres. En el tema de la sumisión, Jossa disfruta del placer siendo sumisa y lo involucra en su trabajo. Es algo que quiere, disfruta y transmite. Me contó que por mucho tiempo en la misma universidad donde estudió la criticaron por su forma de vestir, por andar por pantalones pegados o con camisetas cortas, “hoy día algunos todavía piensan que soy pre-pago… no lo hago, pero no veo mal a la que sí lo hace”

El tema del machismo viene de casa. En esto ambas coincidimos. De hecho ella lo graficó perfectamente con este sencillo ejemplo: “se enseña en casa que el hombre no llora, que el niño use azul y las niñas rosa” y es así como se crean brechas absurdas entre los géneros. Un aplauso para Nueva Zelanda, que les otorga a los hombres tiempo para criar a sus hijos. Y a fin de cuentas la única constante es el cambio.  “Si no cambiamos, todo será igual. Nosotras como mujeres, como profesionales de la industria, como influyentes, como seres humanos necesitamos cambiar” resaltó.

De aquí a 5 años la Jossa espera haberle dado la vuelta a Europa y haber estado en algunos sitios en Asia. Con cursos aprobados de chef, fotografía e iluminación… trabajando de lleno para alguna fundación. Quiere cursar un posgrado y quizás luego se ponga a dar clases. Ella dice que su egocentrismo no le da todavía como para escribir libros, pero que si así fuera, tendría imágenes, citas, poesía, anáforas y por supuesto mucha sensualidad y sexualidad. Una negra más, de esas que me llena grande y me hacen sentir fuerte. Les dejo parte de su trabajo y que sea su “morenura” lo que los cautive. Jossa, eres grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s