Luisfer: susto la empanada chilena (+Fotos)

Tengo un amigo viajero que es muy sincero, lo conocí casi de mochilero, cuando él y yo tomábamos tetero. Mentira, estoy exagerando, pero las varias nostalgias ya me están pegando. Este amigo agarró su “corotero” y se fue a comerse el mundo entero. Recién me entero de que está por Santiago, yo sigo pensando que sigo pifiando, yo estoy en el norte y él al sur le está dando, con el tobo, las ganas y par de arrebatos. De lejos o cerca nos seguimos hablando, lo cierto de Luisfer es que me sigue inspirando. A continuación, un fragmento de mi querido hermano scout Luis Callejas:

“El tema de la migración es un tema usado, re-usado y demás, mayormente visto desde el punto de la molestia -obviamente nadie quiere salir de su país así-, sin embargo, yo elijo ver el mundo de oportunidades que se abre a nivel cultural, gastronómico, rumbas, gente nueva y muchos más.

Me encuentro en Santiago de Chile, yo pensé que comería muchas empanadas chilenas (googlear empanada chilena de Venezuela para mayor información) y me topé con la sorpresa de que aquí es totalmente diferente la famosa empanda; hagan de cuenta que ésta es como meter una “hallaca” dentro y con una sazón muy diferente… (risas) es una vaina muy loca, pero #Muymalamia porque no investigué NADA antes de venirme a este país, yo solo sabía un poco sobre su buena economía. Para cerrar este punto solo diré, que aún no me acostumbro a la gastronomía chilena…. pero seguimos intentado.

Uno de los atractivos más grandes que tiene este país -para mí- y me ha enganchado mucho es el tema de las cuatro estaciones, yo vengo de un país donde solo llueve o hace calor (risas) y aunque extraño mucho mis tardes crepusculares, aquí el clima es extremista. Hace mucho frío o mucho calor, las estaciones intermedias primavera y otoño apenas te dan chance para sacar la ropa para la siguiente estación. Si, es toda una locura, pero esto da pie también a paisajes espectaculares, por ejemplo, ver una cordillera blanca en invierno es brutal, ¡y la misma cordillera bajo sol de verano es majestuoso! Sin mencionar los colores que se dejan ver durante la primavera, caminar por calles repletas de hojas secas durante tardes frías del otoño… otro espectáculo.

Podría seguir contándoles sobre las bondades en mi pasar por esta ciudad, y sobre cómo llegué a bucear en las playas del pacífico, o quizás cómo le he agarrado amor a escalar, quizás les cuente sobre las fiestas electrónicas que se dan por aquí -increíble, pero cierto- pero me lo reservaré para dejarlos con las ganas de venir a Chile. Claro que es muy fácil ver lo “obviamente malo” de la situación que nos obligó dejar nuestro país atrás, pienso que como quejándonos la situación no va a mejorar, entonces prefiero pasarla bien. El plan será nutrirnos y evolucionar para el día que regresemos tengamos mucho más que aportar.

Fragmentos de mi andar, by Luisfer”

1 comentario en “Luisfer: susto la empanada chilena (+Fotos) Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s