Mis empleos como inmigrante

Nunca he perdido la fe de conectarme con un quehacer que me llene de forma profesional y personal en este país que me adoptó por un rato y que me ha brindado su compleja/variopinta cultura. Mi anhelo es ser contratada como “Meme Creator” o como “Donuts Taster”, en una oficina bien infantil como las de Google, mientras tuiteo sobre Stranger Things a $35 la hora… mientras eso sucede, sigo aprendiendo de las oportunidades que he tenido. Han sido bastante diversas las experiencias, divertidas, locas, retadoras, “m48#”g/()as”, y #MuyMalaMia enriquecedoras. He aquí las que llevo hasta ahora:

Daycare Assitant: fue uno de mis primeros empleos como maestra asistente en una guardería, fue bastante divertido y retador. Amé jugar con los bebecitos, esos que en sus buenos momentos se carcajeaban por todo y me llenaban el corazón de amor. En sus brazos imaginé a mis sobrinos y bueno, drené por allí. Lo no tan lindo: lidiar con los #”$%$& en sus momentos de demencia, en especial los toddlers (de 3-4 años) que ya saben algunas reglas pero son rebeldes y coño… provocaba devolvérselos a las mamás. Estuve en eso unos tres meses, par de días a la semana. Buena paga por hora. Fue fino leerles cuentitos en inglés, así practicaba mi lectura en voz alta.

Professional House Cleaning: algo que jamás pensé hacer, also me, que carajo! Le metí el pecho porque de verdad necesitaba generar ingresos. Cabe resaltar jamás será lo mismo limpiar tu casa, que limpiarle la casa a muchos extraños y rendirle cuentas a una empresa. Un profesional “limpiador de casas” no es más que la señora Carmen-Marlene-Haydee que limpió tu casa o la mía, con la diferencia que estas damas son autónomas de su trabajo y casi las señoras de tu casa -si, sabes que se conocían todos los rincones mejor que tú- recordé con cariño y nostalgia todas esas veces que recibí o serví café por o para ellas, me sentí en sus zapatos y les aplaudí. Un trabajo que demandó físicamente mucha resistencia, pero que enriqueció mi espíritu de una manera que nunca me hubiese imaginado. Uno de mis primeros shocks, como ya les había comentado en un post anterior. No tan buena paga, me quedaba un poco distante, estuve allí par de meses.

Pan de jamón maker (suena fancy y todo): trabajo temporal el año pasado para la época decembrina. Ya no estaba con el daycare y tampoco con la limpieza, mi mamá me enseñó la receta y empezamos a darle. Hicimos unos 50 panes más o menos… bendije a todos los panaderos venezolanos por hacer en tiempo récord esas delicias culinarias. Decidí que los siguientes panes que harían serían solo por amor. Económicamente no generaron muchas entradas pero estuve bastante ocupada -y me paraba bien temprano-, este trabajo cumplió el rol de mantenerme ocupada y comprometida con algún oficio. Además de hacerme sentir como “la reina de los panes de jamón de Dallas”… jajajaja… mentira, en Facebook había un pocotón de gente que también los vendía y me llevaban años de ventaja. Anyway.

Server/Waitress: si, fue en un bar local. Llegué de casualidad con mi pinta fitness preguntando si tenían alguna vacante, me dijeron “vente el miércoles” y bueno, ya ese viernes estaba trabajando. Como reto éste ha sido uno bastante ambicioso, primera vez que me tocó trabajar con público en el área de servicios. Conocí bastante de la cultura en Dallas, los distintos grupos de personas y diferencias -que al final no son tantas- entre los sub grupos culturales. En una noche pude atender a indios (de La India) en una de negocios, morenos fanáticos del baloncesto, americanos red-necks que le subían volumen al trap, latinos que pusieron en la rockola algo de country, a par de equipos universitarios de soccer, los seguidores de la pelea de Chavez-Canelo y demás. Quedé como Condorito muchas muchas veces, otras, solo me tocó recibir cumplidos de los clientes. Como fuera, aprender de tragos en inglés fue abrumador para mi. Pude haber estado más tiempo allí, pero par de meses bastaron para desgastarme físicamente y que mi bolsillo siguiera vacio. La paga dependía de la gratitud de las personas a las que atendí y bueno, borracho no es gente.

Freelance Instagram Manager: se me dio casi por casualidad administrarle el Instagram a una promesa de cantante de la ciudad. Empezamos muy bien y la paga era semanal. Como humana mortal, la chica estaba siempre ocupada. Mi trabajo era generar contenido para sus redes e interactuar con la audiencia, ella realmente estuvo muy a gusto con el contenido que le generé. También como humana normal y mortal la chica estaba cada vez más ocupada y empezamos a distanciarnos. No tuve de otra que aparecerme en el lugar donde ella trabajaba los fines de semana, y la cosa terminó mal. Me pagó a destiempo e incompleto, además me pidió que no volviera a ponerme en contacto con ella ni con nadie de su familia. Me sentí realmente mal. Mi aprendizaje fue: dejar por escrito tipo contrato las reglas para el préstamo de servicios freelance, hay personas que no toman en serio el trabajo de otras personas y créanlo, no querrán estar en esa situación.

Inventory Specialist: este es mi actual empleo, pensé que jamás trabajaría en una fábrica pero así fue. Mi trabajo en sí es realizar inventarios diariamente de material que le pertenece Samsung. Es una bodega tipo galpón como un Epa pero 10 veces más grande y complejo, sin los clientes circulando dentro. Allí manejo el Order Picker para alcanzar las locaciones más altas, a veces son paletas. Las cuentas las sacamos todos los días así que permanentemente tengo que estar pendando cifras en inglés, aqui aprendí la diferencia entre “one hundred” y “one thousand”, en serio, no se burlen. Lo más divertido es la interacción con mis compañeros de trabajo, es sumamente exótica. Algunos son nativos americanos, otros de Nepal, Rusia, México, África del Norte, también hay venezolanos de Cabimas, Valles del Tuy y Maracay. Es como como una muestra al azar de personas del mundo. Aprendo todos los días un poco de aquí y de allá, a veces me aburro un poco, pero siempre pasa algo que me genera curiosidad. Para el almuerzo navideño les llevé pan de jamón y quedaron fascinados.

Así va la lista -por ahora- siempre con la emoción de aprender de lo que me rodea. Espero que Sony Television vea esto y me contrate a tiempo completo con todos los beneficios o que algún millonario patrocine mi blog. Amén.

4 comentarios en “Mis empleos como inmigrante Deja un comentario

  1. Estas haciendo cuero, ya veo que lo de freelance no es facil, tienes razón lo de dejar por escrito, alguna vez me dijo un abogado: “las cosas escritas, nunca se olvidan…”
    Como montar un negocio propio, es difícil?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s