Hada de los Dientes vs. Ratón Pérez 

Mi hija Natalia perdió su primer diente de leche, su abuela le dio una cajita donde ponerlo y dejarlo para recibir dinero. Ella estaba bastante emocionada (claro, recibir dólares así nada más, emociona a cualquiera) y se fue a dormir. 

Disyuntiva: si estamos en United States, a quien pertenece la zona? Vendrá el Hada de los dientes, vestida de rosado (a menos que pase por acá La Roca, cosa que sería muy divertida) con su varita mágica y sus dólares? O tendrá que hacer tres escalas el Ratón Pérez, sellar el pasaporte, discutir con aduana, perder parte del equipaje (probablemente parte de otros dientes, que luego le mandarán por Fedex)? Como fuera, el personaje en cuestión no llegó esa noche. 

Quizás lo internalicé mejor y aclaré las ideas. Criar a una niña latina en los Estados Unidos supone un gran reto, mantener las tradiciones, reforzar los valores con los que nos criamos en nuestros propios países, adaptarnos a la nueva cultura (parte de pertenecer), en fin, un estrés y lucha moral. 

En diciembre el veredicto sobre quien llegaría a dejar los regalos fue sencillo: el Niño Jesús y Santa se ayudan y a veces pasa uno y deja regalos, a veces los dos. En cualquier caso, trabajan de la misma manera. Incluso, por la cercanía que tenemos con el Polo Norte, podríamos alegar: si no te duermes, no van a llegar. 

Creatividad en el asunto. Resulta que como el Ratón Pérez trabaja para América Latina, se demoró un poco en llegar a los Estados Unidos, más cuando se trataba de su primer diente. Este ya había estado esperando el suceso, pero no pasó antes en nuestro país. Fue complicado, con el apellido Pérez. Parece que las tropas pro Trump olieron su maletín y tuvieron que revisar cada una de sus pertenencias. Airoso, llegó a nuestra casa. Dejó una buena suma, como diez veces de lo que me dejó a mi cuando yo perdí mis incisivos, a quien engaño? Le dejó un realero, que seguramente gastará en una sola ida a Target.

Como sea, la consigna es la misma: toma toda tu leche para que los dientes nuevos crearán fuertes, no te excedas en dulces y muy importante, “cepilla bien tus dientes”. P.D. El Hada de los Dientes no tiene canción, que deje el show. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s